¿El narco se regula con el narco?

Arturo Soto Munguia /    2022-06-16
Publicar en:  

En Sonora se está trabajando en dos vías para resolver el complejo tema de la seguridad pública: por un lado, destinando fuertes recursos para el combate a la pobreza extrema, que a la postre se convierte en tierra fértil para la tentación de las actividades ilícitas, y por el otro, en el equipamiento y capacitación de las corporaciones policiacas.

 

Ayer el gobernador Alfonso Durazo anunció que el próximo año se destinarán 750 millones de pesos para los programas orientados a la población más vulnerable. La cifra es notable si se considera que este año se aplicaron cien millones de pesos en esos programas.

 

Al mismo tiempo, la secretaria de Seguridad estatal, María Dolores del Río informó que el Fondo de Aportaciones para la Seguridad Pública asciende a 350 millones de pesos y con él se adquirieron 118 patrullas y se llegará a 140 este año. Con esos recursos se ha adquirido también armamento, cargadores, chalecos balísticos cuyo costo roza los 40 millones de pesos; otros 30 millones para la implementación del programa de radiocomunicación P-25, circuitos cerrados de televisión, camionetas para traslado de reos y detectores de metales, así como uniformes para las corporaciones y para el personal del sistema penitenciario.

 

Entre el combate a la pobreza y el fortalecimiento de las corporaciones, en Sonora se está trabajando bien.

 

Pero no ayudan mucho declaraciones como las vertidas por el presidente en su mañanera de ayer.

 

Lo pudo decir más fuerte pero no más claro. El presidente de la República aceptó que entidades como Sinaloa no se encuentran entre las que registran el mayor número de homicidios dolosos debido a que allí es un solo cártel el predominante. Y si no hay enfrentamientos entre cárteles, no hay homicidios. Esa es la lógica presidencial.

 

A fuerza de ser objetivos se debe reconocer que mentiras, no dijo. En otros estados, y en no pocas ciudades del país las disputas por las plazas entre grupos del crimen organizado derivan invariablemente en toda suerte de asesinatos y masacres.

 

Cajeme, para no ir muy lejos, en varias ocasiones ha sido rankeada en el top five de las ciudades más peligrosas del mundo. Las autoridades de los tres niveles de gobierno han aceptado que en ese municipio son al menos tres grupos criminales los que libran sus propias guerras y el saldo ha sido de terror.

 

Apenas antenoche, allí fue asesinada a balazos la regidora del PT en Bácum, Verónica Montiel, lo que por cierto muestra de nuevo esa penumbra densa en la que no se alcanza a distinguir dónde comienza la política y dónde la actividad criminal. No es el primer asesinato de funcionarios públicos del PT en Sonora, por cierto.

 

El problema con la cita que nos ocupa no es lo que se dice, sino quién lo dice. Que sea el presidente de la República, por mandato de ley también comandante en jefe de las Fuerzas Armadas en México es por lo menos, escalofriante, porque es la admisión tácita de que el crimen organizado es una especie de coadyuvante en las tareas de pacificación del país.

 

Y sobre todo porque se da en un contexto en que los grupos criminales parecen estar intensificando sus acciones, cada vez más espectaculares: la toma del mercado en San Cristóbal de las Casas, el llamado Robo del siglo en Colima, los convoyes que se mueven libremente por las carreteras y caminos del país, o el asalto ayer mismo a una plataforma petrolera en la Sonda de Campeche.

 

En el abordaje al tema del crimen organizado, el presidente ha sido pródigo en declaraciones desafortunadas, pero esta creo que se lleva las palmas porque prácticamente está planteando que en alguna medida, la pacificación del país depende de la supremacía de un cártel del crimen organizado sobre los otros. Algo así como que el narco se regula con el narco.

 

¿Y saben que es lo peor? Que mentiras no dijo. Pero que sea el presidente quien lo diga no solo es políticamente incorrecto, sino socialmente inaceptable por las implicaciones que pudiera tener, y las interpretaciones que se le pueden dar.

 

Por ejemplo, que el Estado mexicano ha subrogado a los criminales las tareas de seguridad. O que los capos del crimen organizado lo tomen como un aliciente para escalar sus guerras por el control del territorio, o fortalecer alianzas inconfesables con el propio Estado mexicano. Terrible.

 

II

 

Como estaba cantado, la Comisión Nacional de Justicia Partidaria del PRI declaró procedente la impugnación de Onésimo Aguilera e Iris Sánchez Chiu a la fórmula de Zaira Fernández y Pascual Soto, con lo que validó a los quejosos como fórmula única y con ello se define el relevo en la dirigencia estatal de ese partido, que comenzó dormilonamente desde noviembre pasado, pero que se puso intensa en las últimas dos semanas y se decantó con esta resolución.

 

Las cosas sin embargo, no acaban aquí. Zaira y Pascual ofrecerán una rueda de prensa la mañana de este viernes en la que básicamente anunciarán la impugnación del proceso en tribunales electorales, mientras que Onésimo e Iris harán lo propio una hora después, seguramente para celebrar la designación que los pone al frente del partido en Sonora, en sustitución de Ernesto de Lucas y Kitty Gutiérrez.

 

Como en toda batalla de ganadores y perdedores, es sintomático que Onésimo e Iris ofrecerán su rueda de prensa en la sede del partido, mientras que Zaira y Pascual lo harán en un café de la colonia 5 de Mayo.

 

El registro de esta fórmula fue invalidado argumentando que no cumplió con algunos requisitos, aunque el propio Onésimo admitió en entrevista de radio que sí lo habían hecho.

 

El asunto pues, va para largo y se da en un contexto nacional donde Alito Moreno, el dirigente nacional pasa por su peor momento político y su permanencia al frente del partido está pendiendo de un hilo. Aunque después del encuentro que tuvo con exdirigentes nacionales él dijo que cumpliría con el periodo de cuatro años para el que fue electo, lo cierto es que su presencia se está convirtiendo en una carga muy pesada y no sería raro que en los próximos días haya noticias al respecto.

 

Como sea, el proceso derivó en un choque de trenes donde hasta ahora, el que descarriló fue el de las corrientes agrupadas en torno a los grupos de poder reales y fácticos del PRI en Sonora, que de alguna manera hegemonizaron el poder en los últimos 30 años.

 

Vamos a ver cómo evoluciona esto.

 

III

 

Estos y otros interesantes temas los abordaremos hoy al filo de la una de la tarde en la Mesa de Análisis del Informativo Sonora en Red, que se transmite por la FM de la Red 93.3 y sus plataformas digitales en Facebook y YouTube, así como en la señal de Azteca Tucson Canal 14 para todo el sur de Arizona.

 

 

 

También me puedes seguir en Twitter @Chaposoto

 

Visita www.elzancudo.com.mx

 

 

 

Opiniones sobre ésta nota
Envía tus comentarios